La granja Groosham, Anthony Horowitz. Ilustraciones de Francisco Nava | Lecturas para Llevar


la-granja-groosham-anthony-horowitz-novela-suspenso-ilustrad-343101-MLC20282563443_042015-FLa granja Groosham no es el nombre más adecuado para una institución educativa a menos que sea otro tipo de educación la que ahí se imparte, sin embargo, el folleto les presenta a los padres la oportunidad de deshacerse de sus hijos con el mínimo de remordimiento ya que la escuela velará por su formación integral. Además, la relación entre padres e hijos no es muy cariñosa que digamos, así que tanto unos como otros pueden sentirse aliviados por la decisión. Los chicos que son “llamados” a pertenecer a este colegio deben cumplir con ciertos requisitos, entre ellos haber sido expulsados de escuelas anteriores, tener alguna etiqueta que los marca como alienados sociales y estar por cumplir su décimo tercer cumpleaños. Dichas características especiales son descubiertas por los mismos protagonistas, David, Julia y Jeffrey, cuando se conocen en el tren que se dirige al puerto donde alguien los conducirá a su destino.

El tétrico edificio está situado en una isla y el único medio para llegar ahí es mediante una balsa, conducida por el capitán Malasangre, que cada jueves lleva las provisiones a la escuela. El cementerio que la rodea así como el clima frío y la indiferencia del resto de los estudiantes hace sentir a los recién llegados más lejos de casa. Desde su encuentro con David y Jeffrey, Julia les dice que ella escapará del lugar como siempre lo ha hecho, pero la granja Groosham no se parece a ningún otro. La vigilancia constante de los maestros crea en ellos la sensación de ser prisioneros y el hecho de haber firmado con sangre el libro del maestro Tragacrudo les indica la posibilidad de una permanencia eterna. David se niega a aceptarlo a pesar de que la desobediencia no se castiga y las clases parecen interesarle, pero no se convence del todo en especial después de escuchar una conversación que menciona la importancia de convencerlo por lo que él representa para la institución. Intenta que Jeffrey le ayude pero este se ha adaptado ya a la dinámica del colegio, lo dice el anillo que lleva en su mano.

¿Cuál es la importancia de cumplir 13 años?, ¿por qué todos los estudiantes llevan un anillo negro?, ¿a qué se debe que los maestros no tengan reflejo, desaparezcan en luna llena o luzcan como si tuvieran miles de años? Anthony Horowitz hace uso de los arquetipos para crear una atmósfera de misterio que llevará al joven lector a plantearse la posibilidad de que el horror está en lo cotidiano, de que la mejor opción es asumir la diferencia como una experiencia de vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s