Melissa Rodríguez llega a la Compañía Nacional de Danza de México


bailarinaCuando llegó al Ensamble de Ballet Clásico de Zapopan, Melissa Rodríguez no tenía desarrollada al cien la capacidad física que requiere una bailarina profesional. Gracias a su voluntad, trabajo y a las enseñanzas de sus maestros, a partir de febrero figurará en las filas de la Compañía Nacional de Danza de México. Se cumplió su sueño.

Esta joven de 20 años comenzó a bailar a los 15. Haber sido seleccionada es un gran paso en su carrera: “Desde que era pequeña me llamó la atención bailar, recuerdo que a los 4 años vi en un libro la imagen de unas bailarinas y le dije a mi mamá que yo quería hacer eso,” comentó emocionada, en entrevista con para Cultura Zapopan.

Terminó satisfactoriamente la preparatoria y decidió tomar el rumbo de la danza, pues lo considera una de las artes más bonitas. Esta chica tiene más talentos: además de expresarse a través de sus movimientos corporales, le gusta escribir poesía y dibujar en sus ratos libres.

La carrera de bailarina profesional es una de las artes que requieren de cierto nivel socioeconómico para mantenerse al día. Melissa se siente agradecida con el Ensamble de Ballet Clásico de Zapopan por el apoyo que le han brindado desde su estancia en la agrupación: “Debo agradecer al Ensamble de Zapopan por el material que me facilitaban y también el apoyo de mis maestros, Doris Topete y Lupita Leyva, entre otros tatos que me han dado palabras de aliento para seguir luchando, algo que aprendí en el Ensamble es que lo más importante es la voluntad para seguir creciendo”, mencionó Melissa.

Melissa reconoce que antes de formar parte del Ensamble, ella no estaba al cien en las capacidades físicas que requiere una bailarina profesional. Por lo que tomó la actitud y la decisión de adquirir esa condición a base de un mayor esfuerzo que implicó 8 horas diarias de práctica combinada con preparación mental. Sus avances la motivaron a competir por un lugar en lo que ella describió como su “ideal de toda la vida”.

En este tiempo aprendió que cada maestro es diferente: “Me han enseñado cosas como el virtuosismo, las pausas de la danza y el fortalecimiento de los músculos, del intelecto y otras cosas que son muy importantes. Y para mí la Compañía Nacional es un gran logro y espero aprender mucho de mis compañeras y maestros que tienen un nivel muy alto en México”, dijo la artista.

La bailarina expresó que aún está sorprendida por haber sido admitida, y siente una responsabilidad y compromiso con esta nueva etapa de su vida: “Lo difícil ahora es mantenerse para poder renovar contrato en la Compañía, cuando tenga que llegar el momento”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s